jueves, 7 de julio de 2011

Una de bodas...

El verano parece que por fin se ha instalado por estos lares, bufff, una semanita de retraso, so sorry...pero días así hay que aprovecharlos jjjjjjj, tengo un montón de posts para actualizar que espero que os gusten así que...¡¡¡vamos por el primero!!! :).

Esta semana es un no parar "bloggeril" el comentar los estilismos de las dos "it" bodas del momento. Por un lado la de Alberto de Mónaco y Charlene, "la princesa triste" la podríamos bautizar, y por otro la de la de, la antes chica mala , Kate Moss y Jamie Hince. Como ya os he dicho, yo no me considero ningún paradigma del estilo ni del fashionismo más puntero y no quiero entrar en análisis profundos pero, después de ver todas las crónicas que han caído en mis manos, hay alguna cosilla por ahí que me chirría...

Totalmente de acuerdo en cuanto a los fantásticos estilismos de las novias, el Galliano de Kate  espectacular, muy acorde a la novia, y al tipo de boda que celebraban. Yo me atrevería a decir que a muchas nos hizo olvidar con este vestido sus últimas salidas de tono. Y por lo que se refiere a Charlene, el gran Armani hizo de las suyas diseñando 3 vestidos de cuento de hadas, que además, incidían en atenuar los anchos hombros de Charlene fruto de su trayectoria deportiva.





También estoy de acuerdo con las opiniones sobre las invitadas en general, quitando con "eso" que llevaba en la cabeza Victoria de Suecia en la iglesia, no sé, el peinado estudiadamente despeinado era ideal, pero esa especie de casquete en la cabeza en mi humilde opinion no le pegaba nada de nada...


Bueno, y aquí llego al punto conflictivo, sé que much@s se me van a echar encima, pero tengo que decirlo, ni me convenció Carlota en la iglesia ni me gustó Carolina en ninguno de los dos looks del sábado (me gustó mucho más el viernes...). El Chanel rosa palo de Carlota no admitía discusión, era perfecto, apropiado para la ocasión y con los accesorios justos, pero ese poco pecho que tiene (diría que nada más bien...) y el peinado que llevó para mí lo deslucieron.  Mucho más adecuada su prima Paulina, por ejemplo, con un Chanel también pero de tweed azul. Sin embargo, como digo una cosa digo otra, y creo que con el Armani Privé azul que lució por la noche impresionante, se la comparó con las novias de sus hermanos y ganaba por goleada.


Y, por último, mi gran decepción de estos últimos años...Carolina, digo decepción porque esta mujer, tan pronto se la ve impresionante, como el viernes o con una falda dorada con la que salió hace poco...como todo lo contrario, el vestido rosa de la iglesia a mí no me convence nada, vale que tenía una forma un tanto especial, pero no sé, creo que se podía haber sacado un poco más de partido; y ya el tema de la pamela mejor no comentar, no sé si es obsesión mía desde la boda de nuestros principitos, pero ¡¡¡ me da la sensación de que siempre que lleva pamela va despeinada!!!. Y del vestido de la noche ya ni comentar, el vestido en sí es perfecto para la ocasión y para ella pero el peinado (que no sé por qué les dió tanto a ella como a Carlota por hacerse esos peinados...) y los zapatos...buffff, me chirrían y mucho. Sin ánimo de ser mala, si le ponemos un traje rojo y blanco, ¿no os recuerda a una tirolesa?, es que fue la sensación que me dió en serio....


Bueno y después de este "destripe", me despido, a ver si aprovechamos el día...el martes probablemente tenga una sorpresa muy "original" :)))))...¡¡¡está en fase de confirmación!!!...

Fotos: www.hola.com 

¿¿¿Y a vosotr@s???, ¿qué os pareció?, ¿tenéis también la sensación de que Carolina ya no es lo que era?....¿echásteis de menos a nuestra Leti?...

1 comentario:

Estilo Stiletto dijo...

Tienes un premio para ti en mi pagina de Facebook, pasate y lo cojes. Si no eres fan de Estilo Stiletto en Facebook el nombre es ESTILO STILETTO. Besitos y espero que te guste. http://estilostiletto.blogspot.com/